anhedonia

Anhedonia: incapacidad para disfrutar de los placeres

Dª. Trinidad Aparicio Pérez. Psicóloga. Especialista en infancia y adolescencia. - Granada

Anhedonia: incapacidad para disfrutar de los placeres

Hay momentos de nuestra vida en la que disfrutamos a tope de nuestras aficiones y de las cosas que nos gustan, en cambio, en otros momentos, cuando tenemos un problema importante o pasamos por una mala racha personal somos incapaces de disfrutar de nada y todo nos parece carente de sentido. Hay personas, que por una causa u otra viven continuamente en esta situación y son incapaces de disfrutar y tener sensaciones placenteras y agradables.

1. ¿Qué es la anhedonia?

Hedoné es una palabra griega que significa placer, la anhedonia significa por tanto falta de placer.

La anhedonia es un término que expresa la incapacidad de disfrutar de las cosas agradables de la vida y de experimentar placer, tanto en el aspecto físico, como psicológico o social.

La anhedonia puede reducirse a un aspecto concreto, como puede ser el disfrute por la comida, las relaciones sexuales, las actividades de ocio, etc. o puede suponer una respuesta generalizada ante cualquier circunstancia de la vida.

La anhedonia no es en sí misma un síndrome o un trastorno, sino un síntoma que nos indica la existencia de ese trastorno.

La ausencia de sentimientos placenteros es una situación anormal y nos lleva a pensar que la persona que la padece, sufre un trastorno de carácter grave.

Es uno de los indicadores más evidentes de la depresión, pero también se produce esta carencia en otros casos, como en los esquizofrénicos o en los alcohólicos y drogadictos durante el síndrome de abstinencia.

En muchos momentos de nuestras vidas todos sufrimos una cierta incapacidad para disfrutar de las cosas, cuando estamos tristes por alguna mala noticia o preocupados, estresados o irritados por cualquier circunstancia, nuestra capacidad de disfrute es prácticamente nula.

Por eso, para que esta incapacidad la podamos considerar como un síntoma de un trastorno, ha de ser prolongada en el tiempo. No obstante ha de ser el médico psiquiatra el que debe considerar si nuestra incapacidad para disfrutar es normal o es el síntoma de una patología.

2. Causas de la anhedonia

La causa de la aparición de la anhedonia desde un punto de vista fisiológico se debe a una alteración en nuestro cerebro que impide que se genere la dopamina, que es una sustancia química que se encuentra en el cerebro y que es la causante de las sensaciones placenteras.

En situaciones depresivas o de un gran estrés o ansiedad, el cerebro se bloquea y es incapaz de generar esta sustancia.

La depresión, la esquizofrenia y las drogas son las principales causantes de la anhedonia, sobre todo cuando esta es generalizada y afecta a todas las actividades de nuestra vida.

De tal manera que la anhedonia se establece como uno de los principales síntomas para el diagnóstico de la depresión.

Cuando la pérdida de las sensaciones placenteras no es generalizada, sino que afecta a algún aspecto concreto, se puede explicar por otras razones. La pérdida del placer sexual o del gusto por la comida puede ser causada por la utilización de cierto tipo de medicamentos como los antidepresivos.

3. Diagnóstico de la anhedonia

Estar inmerso en una depresión o en un estado de ansiedad hace que las cosas que usualmente nos hacían disfrutar, dejen de importarnos y de tener sentido para nosotros.

Esto afecta, por ejemplo, a nuestro apetito y a las relaciones sexuales, pero lo que inmediatamente y de una manera especial se ven afectadas son las satisfacciones de tipo social.

La persona deja de disfrutar de las relaciones sociales, huye de fiestas y de relacionarse con gente que no sea de su entorno más cercano, se vuelve huidiza y huraña.

En psicología se han establecido dos tipos de cuestionarios para diagnosticar el grado de la anhedonia y sus causas, son las llamadas escalas de Chapman.

El primer cuestionario basa sus preguntas en la capacidad del paciente de obtener satisfacciones de tipo físico, el segundo cuestionario interroga acerca de la capacidad para tener satisfacciones de tipo social. El segundo cuestionario se ha revelado mucho más útil para el diagnóstico de la anhedonia y sus causas, de tal manera que a través de éste se han podido diagnosticar y observar el desarrollo de enfermedades como la esquizofrenia, también el cuestionario sobre insatisfacción social ha sido muy valioso para el estudio y tratamiento de trastornos como el autismo, que tiene como una de sus principales características la anhedonia social.

4. Tratamiento de la anhedonia

Como hemos explicado anteriormente, la anhedonia no es en sí un trastorno, sino un síntoma, por esta razón la anhedonia no se puede tratar directamente, lo que se ha de tratar es el trastorno que ha originado a ese síntoma.

Por ello, es muy importante hacer el diagnóstico de cual es la causa que la origina y actuar sobre esa causa.

Cuando la causa es una depresión, habrá que hacer un tratamiento específico para dicha enfermedad y sólo cuando esta mejore, la anhedonia empezará a remitir y el paciente volverá a tener ilusión y ganas de disfrutar.

Esto mismo se puede aplicar a cualquier otra causa, si el origen es la esquizofrenia o la drogadicción, habrá que hacer un tratamiento específico para cada caso y será cuando mejore el trastorno, cuando la anhedonia vaya remitiendo.

Y además...
Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento

Test: Descubre si tienes el corazón contento

Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento
Sabías que...

PULEVA fue la primera marca en lanzar una leche enriquecida con Calcio

La nueva fórmula de PULEVA Vita Calcio, desarrollada por el Instituto Puleva de Nutrición, contiene Calcio Natural, Vitamina D y Vitamina K, que te ayuda a fijar el calcio en tus huesos.

Descubre PULEVA Calcio

Puleva Vita Calcio Nueva fórmula con calcio natural y vitaminas D y K