relaciones durante y después del embarazo

Relaciones sexuales en el embarazo y después del parto

Dr. D. Nicolás Mendoza Ladrón de Guevara Especialista en Ginecología y Obstetricia Clínica Margen. Universidad de Granada. Grupo de Trabajo del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Granada

Relaciones sexuales en el embarazo y después del parto

Las dudas sobre la conveniencia de las relaciones sexuales en el embarazo y el postparto es algo que se plantean todas las parejas, dependiendo de las circunstancias se podrá aconsejar una cosa u otra.

1. ¿Corre algún peligro el feto en las relaciones sexuales al final del embarazo?

Muchas veces durante el embarazo se teme a tener relaciones sexuales por miedo a dañar al feto, pero esto es un temor infundado.

El feto se encuentra rodeado por una bolsa llena de líquido que actúa como un colchón protector de todos los golpes que sufra en el interior del abdomen materno. Además, el feto está protegido por un tapón mucoso que se encuentra en el cuello uterino que impide el paso de infecciones desde la vagina.

Lo único en lo que se tiene que tener más cuidado con la postura: la clásica dejara de ser cómoda en cuanto crezca un poco el vientre de la mujer, por lo cual se deberán buscar otras posturas más cómodas o intentar no ejercer demasiado peso o presión sobre él. También es normal que después del orgasmo, el útero se ponga duro y que aparezcan pequeñas contracciones, pero no hay que preocuparse por ellas porque no suponen ningún peligro para el feto. Sin embargo, si la mujer embarazada empieza a sangrar tras las relaciones sexuales, debe consultarlo con su médico.

2. ¿Hasta cuándo se puede practicar el coito sin peligro de parto prematuro?

En general, una mujer cuyo embarazo curse sin complicaciones y que aún no haya desprendido el tapón mucoso (la expulsión del tapón mucoso se produce antes de iniciarse el parto y la mujer nota por la vagina una especie de moco de color marrón oscuro), ni ha roto la bolsa amniótica ("romper aguas") puede mantener relaciones sexuales de forma normal hasta la semana 36 de embarazo, es decir, faltando 4 semanas para la fecha probable de parto.

Siempre en las 3 o 4 últimas semanas de embarazo no se recomienda tener relaciones sexuales por miedo a que éstas desencadenen el parto. Por el contrario, se ha demostrado que hasta la semana 36 de un embarazo normal, no existe relación entre el coito y el desencadenamiento prematuro del parto, por eso se puede practicar con normalidad hasta esa fecha.

3. Contraindicaciones del coito en estas partes del embarazo y el puerperio

Hemos visto que el sexo se puede practicar hasta la semana 36 de embarazo sin problema, pero hay una serie de excepciones en las se deben tener precauciones o abstenerse de ellas:

  • Cuando la mujer tenga hemorragias vaginales, por escasas que sean estas, se debe contraindicar el coito en el embarazo.
  • Si la mujer ha expulsado el tapón mucoso o ha roto aguas (rotura de la bolsa amniótica) se debe contraindicar el coito por riesgo de infecciones.
  • Se debe contraindicar la práctica de relaciones sexuales en el primer trimestre de embarazo si la mujer ha tenido abortos o amenazas de abortos embarazos anteriores.
  • Si la mujer tiene amenaza de parto prematuro se recomienda abstenerse de las relaciones sexuales.
  • Si la mujer tiene antecedentes de partos prematuros, se aconseja que eviten las relaciones sexuales entre las 8-12 últimas semanas del embarazo ( los 2-3 últimos meses)
  • Si la mujer está embarazada de gemelos se recomienda que no practique sexo en los tres últimos meses del embarazo.
  • Cuando la mujer tenga alto de riesgo de hemorragia, por ejemplo por una placenta previa o por un desprendimiento de placenta, se recomienda la abstinencia completa de relaciones sexuales durante el embarazo.

4. ¿Se modifica el deseo sexual de una pareja que está esperando un hijo?

El embarazo induce cambios vasculares, musculares y neurológicos que afectan a la percepción de la sexualidad. Con todo, podemos afirmar que, gracias a estos cambios, generalmente la mujer incrementa de la libido durante su embarazo. La vagina, además, aumenta su flexibilidad y lubrificación y las mamas se hacen más sensibles. Sin embargo, no es de extrañar que no se perciba hasta bien adentrado el embarazo y que el deseo sexual disminuya durante el primer trimestre debido al cansancio, la tensión mamaria y las náuseas propias de este periodo. Cercano al momento del parto es probable que se pierda el interés sexual a causa del volumen abdominal, pero sobre todo por las dudas y temores acerca de cómo será el parto, cómo nacerá el bebe, si podrá trabajar después.

Comoquiera que la mujer embarazada también resulta atractiva para el varón y que el sexo refuerza los lazos afectivos sin dañar al feto (se libera oxitocina pero en cantidades insuficientes para provocar contracciones uterinas), casi todo el embarazo, y sobre todo su parte central, es un momento perfecto para la sexualidad.

5. ¿Cuándo se puede volver a iniciar las relaciones sexuales después del parto?

En general, se recomienda reiniciar las relaciones sexuales una vez la episiotomía (incisión quirúrgica en la musculatura que hay entre la vagina y el ano para facilitar la salida del feto en el parto vaginal), cuando se haya hecho, esté completamente cicatrizada. También se recomienda la espera hasta que la pelvis vuelva a su estado normal previo al embarazo, por lo que es prudente espera 3 o 4 semanas después del parto para iniciar las relaciones sexuales, tiempo que se tarda en consolidar estos procesos.

De todas formas, se recomienda que antes de reanudar las relaciones sexuales, la mujer vaya a la revisión puerperal (revisión que se produce en la mujer embarazada después del parto) para que el médico o la matrona compruebe que todo va bien y que no hay ningún inconveniente para la práctica sexual.

Es normal que mientras la mujer le está dando el pecho al niño o hasta que le vuelva la regla, note sequedad en la vagina, y que esto le pueda producir molestias en la práctica sexual. Esta sequedad vaginal está producida por la disminución de los niveles hormonales que se producen después del parto. Para evitar estas molestias, se pueden utilizar aceites y cremas lubrificantes hasta que se recupere la lubrificación natural de la vagina.

Algunas mujeres, al reiniciar las relaciones sexuales después del parto, sienten dolor, dolor que antes de quedarse embarazadas no sentían. Si esto ocurre, debe consultarlo con su médico, porque puede ser por varias causas, porque la episiotomía no esté bien cicatrizada, por temor a quedarse de nuevo embarazada, etc.

6. Anticoncepción después del parto

Si la lactancia natural es la única alimentación que recibe el bebé y con ello se sobrentiende que se cumplen las horas de las tomas, es probable que la mujer no ovule y, en consecuencia, tampoco menstrúe, aunque puede ovular.

A este método anticonceptivo se le denomina MELA, pero es altamente inseguro, por lo que la pareja debe tomar otras medidas anticonceptivas si mantienen relaciones sexuales y no quiere quedarse de nuevo embarazada.

Los métodos anticonceptivos que pueden utilizarse durante este periodo son:

  • Métodos de barrera (preservativo y diafragma vaginal): pueden utilizarse sin ningún riesgo.
  • Métodos hormonales: dependiendo de si se está dando o no el pecho, pueden ser de un tipo u otro. En la lactancia natural están contraindicados los anticonceptivos hormonales combinados, pero son de elección los que llevan sólo gestágenos.
  • Dispositivo intrauterino (DIU): también puede utilizarse después del parto siempre y cuando sea aprobado por determinados controles médicos.
Y además...
App Corazones Contentos

App Corazones Contentos

Descarga la App Corazones Contentos y empieza el plan 21 días de hábitos saludables.
Sabías que...

Liderazgo en innovación nutricional y calidad

El conocimiento de tus necesidades nutricionales nos lleva a investigar y a desarrollar alimentos saludables de primera calidad para toda la familia. La sólida trayectoria de PULEVA en el campo de la investigación ha permitido adquirir la experiencia y conocimiento necesarios para llevar a cabo esta misión. Los medios tecnológicos y el espíritu de superación del equipo humano de Biosearch Life nos convierte en una empresa comprometida con la innovación.

PULEVA y la innovación