coito interrumpido

El coito interrumpido

Sara Rivero Mañas y Juan J. Borrás Valls. Instituto de Psicología, Sexología y Medicina Espill (www.espill.org) – Puleva Salud

El coito interrumpido

El coitus interruptus, conocido también como "marcha atrás" o "método de retiro", consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación. Es una alternativa comúnmente utilizada por las parejas como método anticonceptivo para evitar la fecundación.

1. ¿Qué razones llevan a utilizarlo?

A pesar de que el coitus interruptus ha sido un método utilizado desde la antigüedad y su uso sigue siendo muy extendido, no es propiamente un método anticonceptivo debido a su baja eficacia y el alto riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual.

Son muchas las parejas que con frecuencia o de forma ocasional recurren al coitus interruptus, pero… ¿cuáles son las razones? Por una parte, la actividad sexual se inicia de forma natural y espontánea , además existe un contacto directo entre los genitales, lo que para muchas personas hace que sea muy gratificante y placentero.

Por otro lado, al eyacular fuera de la vagina, se intenta evitar la fecundación de una forma gratuita y accesible en cualquier momento. Estos aspectos favorecen que el coito sin método de protección, sea una alternativa atractiva y practicada. Pero en realidad, la actividad sexual no resulta tan satisfactoria , ya que justo en el momento de mayor excitación sexual, se tiene que interrumpir el coito con el fin de eyacular fuera de la vagina.

2. ¿Qué inconvenientes tiene?

Esta acción además de no ser gratificante, implica algunas repercusiones desfavorables tanto en la mujer como en el hombre:

  • El hombre tiene que estar vigilante de su excitación, lo que significa que tiene que controlar las emociones y reacciones del organismo, reprimiendo en cierta medida la satisfacción plena de la relación sexual. Por otra parte, se requiere cierto grado de experiencia y conocimiento en la respuesta sexual y muchos hombres no tienen control de su eyaculación, bien porque no detectan el momento de eyacular, bien porque no pueden contener la eyaculación.
  • La mujer depende del control y ejecución del hombre. Este hecho puede causar inseguridad, tensión y preocupación en la mujer, ya que está supeditada a la respuesta de su pareja.

Además de la falta de control, en muchas ocasiones el hombre retira el pene en el momento de intensa excitación de la pareja. Si la mujer no culmina con un orgasmo durante el coito o después de la eyaculación del hombre, puede producirse una congestión pélvica , lo que provoca daños en las paredes venosas de la pelvis. Este malestar físico suele ir acompañado de ciertos sentimientos de insatisfacción y frustración que deterioran más la experiencia sexual.

3. ¿Cuáles son los riesgos de esta práctica?

El contacto directo de los genitales es por una parte una práctica excitante pero muy arriesgada, ya que conlleva ciertos peligros y consecuencias:

  • - Retirar el pene de la vagina antes de eyacular es una práctica que no está libre de contraer cualquier Infección de transmisión sexual (ITS). Así pues, realizar el coito sin utilizar un método de barrera (preservativo), supone un gran riesgo de contagio de infecciones como el herpes genital, sífilis, gonorrea, sida, ladillas, etc. Los agentes patógenos, no solo los transporta el semen, provienen también de la descamación y el exudado uretral, como en el caso de la gonorrea y clamidias. Aunque se evite la eyaculación, no se está protegido del contagio de cualquier infección de transmisión sexual, por ello es necesario utilizar un método de protección, siendo el preservativo el más recomendable.
  • - Otro riesgo del método de retiro, supone la expulsión de líquido preeyaculatorio . Antes de la salida del semen, se produce una secreción de gotitas de líquido que proceden de las glándulas de Cowper, situadas al comienzo de la uretra. Estas gotas lubrifican y neutralizan la acidez de la uretra, dejándola preparada para la eyaculación. Durante la excitación, el hombre segrega las gotas que salen por el meato urinario y aparecen en la zona del glande. Esta pequeña cantidad de fluido segregado puede contener espermatozoides y ser causante de un embarazo aunque no se haya eyaculado en la vagina.

Pese a los riesgos considerables que conlleva realizar el coito interrumpido, es importante conocer algunas consideraciones que no hay que olvidar para aumentar la eficacia de esta práctica.

4. Otros aspectos que no se deben olvidar

  • - El coito interrumpido requiere un elevado autocontrol por parte del hombre , ya que se tiene que predecir el momento antes de eyacular para poder retirar el pene a tiempo. Por tanto, el hombre tiene que ser un experto de su respuesta sexual, resultando imprescindible la práctica, autodominio y habilidad.
  • - El hombre tiene que retirar a tiempo el pene de la vagina antes de eyacular y además no tiene que existir ningún contacto entre el semen y los genitales externos de la mujer , ya que las secreciones cervicales femeninas facilitan el transporte de los espermatozoides a la zona interior de la vagina, lo que puede provocar una fecundación.
  • - Cuando se lleva a cabo coitos consecutivos tras una reciente eyaculación, es necesario que el hombre lave sus genitales y miccione (orine) antes del coito , a fin de evitar cualquier semen residual que pueda ser depositado en la vagina al volver a introducir el pene.
  • - El uso del coito interrumpido requiere motivación , compromiso y disciplina por parte de la pareja , ya que se interrumpe una actividad placentera en el momento de mayor excitación. Por una parte el hombre adquiere la responsabilidad de actuar en el momento oportuno, y la mujer deja su confianza en el control y dominio del hombre. Si no existe cierto grado de compromiso por ambos, la relación placentera puede convertirse en una actividad sexual cargada de tensión, miedo así como generar posteriores sentimientos de malestar y frustración.

La Organización Mundial de la Salud no ha formulado recomendaciones acerca del uso de este método, principalmente debido a la falta de investigación en cuánto a la eficacia. Los estudios revelan que es un método poco efectivo , con un índice de fallos aproximadamente del 10 al 19%. No obstante, algunos estudios indican que la tasa elevada de embarazos, es debido al mal control por parte del varón y a la expulsión del líquido preeyaculatorio.

Es un método que necesita revisión y estudio, ya que en contraste con lo dicho, algunas investigaciones señalan que el líquido preseminal no contiene esperma y los fallos radican en la falta de control por parte del hombre. En general, es importante concienciarse que los resultados hoy por hoy, son bastante impredecibles, lo que no transmite tranquilidad y confianza en el método del coito interrumpido.

Y además...
Nueva botella Mañanas Ligeras

Estrenamos botella

Ahora podrás disfrutar de su delicioso sabor de siempre en un envase más cómodo y atractivo. Más fácil de abrir y cerrar gracias a su boca ancha y su tapón de rosca, más cómodo de manejar y servir por su ergonomía y además evita salpicaduras.

 

Sabías que...

PULEVA fue la primera marca en lanzar una leche enriquecida con Calcio

La nueva fórmula de PULEVA Calcio, desarrollada por el Instituto Puleva de Nutrición, contiene Calcio Natural, Vitamina D y Vitamina K, que te ayuda a fijar el calcio en tus huesos.

Descubre PULEVA Calcio

Puleva Calcio