Usos cotidianos del brocoli

Brocoli

Dª. María del Carmen Moreu Burgos, Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos, Diplomada en Nutrición.
El brócoli es una de las hortalizas que aporta más beneficios para nuestra salud. Es bueno tomarlo para prevenir la aparición de ciertas enfermedades o corregir las ya existentes. Pero no debemos pasar por alto que esta joya de la nutrición también puede provocar un efecto adverso cuando se toman diversos fármacos o se tienen diversas patologías, por ello resulta interesante saber los usos contraindicados del brócoli.

 

El brócoli es una de las hortalizas con mayor valor nutritivo y ayuda a prevenir el cáncer

Las características de brócoli

El brócoli, también llamado brécol, poco a poco va ganando un lugar en nuestra alimentación, ya que es poseedor de numerosas propiedades nutricionales que aportan grandes beneficios para la salud debido a su alto contenido en agua minerales y vitaminas. Estos componentes presentan valores diuréticos, antioxidantes y son reguladores de numerosos procesos en nuestro organismo.
- Su acción diurética es debida a su alto contenido en agua y potasio, así como a una baja presencia de sodio. Por ello, el consumo de brócoli nos ayudará a eliminar el exceso de líquidos del organismo, lo cual resulta muy útil en personas que padezcan hipertensión, retención de líquidos y oliguria (escasa producción de orina). No debemos olvidar que con la orina se eliminan también sustancias de deshecho disueltas en ella, como son, ácido úrico, urea, etc., y que al  facilitar la eliminación del exceso de líquidos se facilita también la eliminación de estas sustanciasPor eso esta hortaliza va bien también para quien padece hiperuricemia, con o sin la aparición de gota, así como para los que son propensos a la formación de cálculos renales. - Su contenido en fibra le confiere acción laxante. Además de mejorar y prevenir el estreñimiento, la fibra contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en los diabéticos.

 

- El brócoli es rico en dos carotenoides, luteína y zeaxantina, que protegen a la vista del daño solar. Éstos se concentran en la retina actuando como escudos protectores contra los rayos solares. Su riqueza en luteína hace que las personas con tendencia a la degeneración macular tengan a esta hortaliza muy presente en su dieta. Además, esta sustancia es abundante en diferentes partes del ojo humano, donde actúa como protector frente al desarrollo de cataratas en la edad avanzada. Los científicos relacionan el nivel de luteína con la disminución del riesgo de padecer trastornos cardiovasculares.

 

- Estudios recientes ponen de manifiesto la habilidad de esta hortaliza para eliminar la bacteria Helicobacter Pylori (causa de úlceras y gastritis), así como proteger del cáncer de estómago. La razón para tal efecto sería que el brócoli posee un alto contenido en un fitonutriente llamado sulforafano.

 

- El brócoli es considerado el vegetal comestible número uno en cuanto a su efecto protector contra el cáncer (estómago, útero, mama, próstata, etc.), al poseer unos fitonutrientes (indol, sulforafano, y fenetilisocianatos) y ser rico en antioxidantes (como el betacaroteno, la vitamina C, el selenio, superóxido dismutasa y el Zinc). Tal efecto protector es tan potente que hace que incluso se esté investigando un posible uso farmacológico del mismo.

- Se considera probado su efecto beneficioso para los pulmones. Investigadores estadounidenses señalan al brócoli como rico en ciertas sustancias capaces de regular la cantidad de componentes claves en el sistema de defensa epitelial de los pulmones. Además, señalan que el sulforafano podría impedir el proceso inflamatorio de los tejidos dañados en el pulmón.

- Su alto contenido en folatos hace del brócoli un alimento ideal para dar a las mujeres embarazadas, ya que una deficiencia en esta vitamina durante las primeras semanas de gestación puede dar lugar a que el futuro bebé tenga defectos en el tubo neuronal, como la espina bífida o la anencefalia. Los anticonceptivos orales femeninos reducen la disponibilidad del folato, lo que hace que las mujeres que los tomen deben revisar el aporte dietético de esta vitamina para así prevenir posibles carencias. Por ello, las mujeres que toman anticonceptivos pueden encontrar un buen aliado en el brócoli, que aporta gran cantidad de ácido fólico.

- Hay momentos de la vida en que las necesidades de ácido fólico están aumentadas, un caso es los niños en edad de crecimiento. Por ello, darles brócoli en su alimentación habitual nos puede ayudar a prevenir deficiencias en dicha vitamina. Es importante indicar que la deficiencia en folatos puede conducir a anemia megaloblástica.

 

El consumo de brócoli

Este miembro de la familia del repollo y pariente cercano de la coliflor va ganando cada vez más adeptos dentro de la gastronomía de nuestro país. Además de presentar la ventaja de ser fácil de cocinar, permite elaborar exquisitas recetas que deleitan a los más selectos paladares. Para cumplir con las recomendaciones de cinco frutas y verduras al día, el brócoli puede ser una buena elección; es una de las hortalizas con mayor valor nutritivo, incluso por encima al de la espinaca.

Con objeto de aprovechar al máximo sus componentes nutritivos, se aconseja combinarlo con alimentos que contengan biotina (vitamina del complejo B que es necesaria para procesar grasas y comidas ingeridas), tales como maíz, nueces, espinacas, yema de huevo, soja, etc. Para prepararlo, conviene previamente lavarlo bajo el chorro del agua en vez de sumergirlo, ya que así evitaremos pérdida de nutrientes.

Como el tallo presenta gran cantidad de fibra, se aconseja su consumo; para ello procederemos previamente a pelarlo. Si lo cocinamos demasiado, perderá su color verde oscuro, su sabor fuerte, sus vitaminas, especialmente la vitamina C (se pierde hasta un 60%), y sus minerales (los cuales se diluyen en el agua de cocción). Ante esto, la solución es que aprovechemos el caldo, el cual podremos tomar tal cual o bien usarlo para elaborar otros posibles platos.

La forma ideal de cocinarlo será hacerlo al vapor (tan solo se pierde un 20% de la vitamina C), hervirlo durante tres o cuatro minutos o usar la mínima cantidad de agua para su cocción. No debemos olvidar que el brócoli cocinado se caracteriza por presentar una coloración verde brillante y estar "al dente". Para evitar la flatulencia que provoca en algunas personas, se recomienda tomarlo en ensalada o cocerlo con comino o hinojo.

Aunque los mejores meses son los de invierno y primavera, hoy en día es posible encontrar brócoli en el mercado prácticamente todo el año. Para que sea de calidad, las piezas deben ser compactas y pesadas, con flores cerradas, color verde ligeramente oscuro y racimos pequeños. Debemos elegir aquellas piezas que no presenten manchas, golpes, parásitos, zonas secas florecidas, ni de color amarillento o café. Rechazaremos ejemplares que presenten flores abiertas, texturas blandas y húmedas, ya que éstas denotan defectos en la planta. Es importante saber que cuanto más oscuras sean las flores de la planta mayor será su contenido en vitamina C y betacarotenos.

 

Usos contraindicados del brócoli

Su consumo está contraindicado o puede que requiera de algunas precauciones en los siguientes casos: en personas que siguen tratamiento con teofilina; si tomamos ciertos medicamentos recetados para regular la coagulación sanguínea (Sintron); si la función renal está alterada (caso de insuficiencia renal cónica); evitar su ingesta en crudo si se sufre de problemas de riñón; no es recomendable en personas con dificultades digestivas; evitar un consumo habitual en crudo en personas que padecen hipotiroidismo.

A pesar de sus contraindicaciones puntuales, el brócoli encierra grandes propiedades, por lo que interesa consumirlo en las siguientes situaciones: a todas las edades, a mujeres embarazadas, a mujeres que toman anticonceptivos orales, en la menopausia, en caso de colesterol elevado, en caso de hipertensión, retención de líquidos y oliguria, en caso de hiperuricemia, gota y formación de cálculos renales, en personas convalecientes, en caso de anemia por deficiencia de hierro, en caso de degeneración macular, para la prevención de cataratas, diabetes y algunos tipos de cánceres, en caso de úlceras gástricas y en caso de actividad física intensa.

 

Saber más de brócoli

- Con objeto de no afectar a su calidad, el brócoli no debe permanecer expuesto ni a la luz ni a altas temperaturas. Si no se refrigera rápidamente adquiere una textura fibrosa y leñosa. Se puede conservar en la nevera de 3 a 5 días. Se aconseja no lavarlo e introducirlo en bolsas de plástico perforadas (para que no adquieran una textura fibrosa y leñosa y con las flores hacia arriba) en el recipiente para vegetales. Si está húmedo dentro de la nevera y se pone con moho y suave, es necesario lavarlo antes de usarlo. Para guardarlo en el congelador, previamente se debe escaldar en agua hirviendo durante unos minutos, hasta que alcance un tono brillante.

- Normalmente suele ser despreciado por los más pequeños de la casa, dado el fuerte sabor que presenta y el pronunciado olor que desprende durante su cocción. Sus propiedades nutricionales recomiendan fomentar su consumo entre los más pequeños. Aquí van unos cuantos trucos para conseguirlo: dárselo acompañado de salsas para enmascarar y suavizar su sabor, entre éstas podemos citar la mayonesa, de queso o a la bechamel; saltearlo con trocitos de jamón york, jamón serrano, pavo u otros derivados cárnicos; añadirlo a platos de arroz, legumbres y pasta.

 

 

 

Y además...
Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento

Test: Descubre si tienes el corazón contento

Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento
Sabías que...

PULEVA fue la primera marca en lanzar una leche enriquecida con Calcio

La nueva fórmula de PULEVA Vita Calcio, desarrollada por el Instituto Puleva de Nutrición, contiene Calcio Natural, Vitamina D y Vitamina K, que te ayuda a fijar el calcio en tus huesos.

Descubre PULEVA Calcio

Puleva Vita Calcio Nueva fórmula con calcio natural y vitaminas D y K