Como eliminar los piojos

Tratamiento de los piojos

Dr. D. Francisco Gilo Valle, Pediatra.

La infección por piojos o pediculosis es una parasitosis (infección producida por parásitos), provocada en este caso por el piojo, un insecto de entre 2 y 4 mm de tamaño que anida en el cuero cabelludo, en donde se nutre de sangre, dejando una herida en la que depositan parte de saliva, lo que da lugar a un cuadro de picor con el consiguiente rascado.

 

El niño no tiene por qué faltar a clase si ha sido tratado y el entorno se ha recibido un tratamiento protector
La hembra del piojo deposita unos huevos, llamados liendres, que se abren al cabo de 7-10 días para convertirse en ninfas y posteriormente, a los 7-10 días, pasan al estado de piojo. Se transmite por contacto, sobre todo en niños en edad escolar –llegando al 20%–, sin tener relación con la higiene.

 

La pediculosis o infestación por piojos es una afección muy común que se puede tratar y prevenir con facilidad con pediculicidas y protectores, sin necesidad de apartar al niño del colegio, como si fuera una infección grave.

 

Pediculicidas

Los pediculicidas deben reunir las siguientes características:

 – Poder pediculicida y ovocida: capacidad letal no únicamente para las formas vegetativas del parásito, sino que además sea capaz de eliminar tanto las formas larvarias como los huevos aún no eclosionados.

– Acción potente: efecto conseguido con la aplicación de la mínima cantidad de producto posible, con el mínimo número de aplicaciones (preferiblemente una sola) y en el menor tiempo posible.

– Sin efectos secundarios.

– Actividad residual protectora: una vez aplicado, además de eliminar los parásitos existentes, confiera una cierta protección frente a posibles nuevas exposiciones.

– Discreto y cosmetológicamente correcto: su aplicación debe pasar lo más inadvertida posible en cuanto a caracteres organolépticos, inodoro, no irritante ni agresivo para el cabello  y el cuero cabelludo.

– Fácil de aplicar.

– Económico.

Entre los pediculicidas disponibles en el mercado tenemos pediculicidas nuevos, que no contienen insecticidas químicos, y en las farmacias encontraremos dimeticona y ciclometicona, derivados de la silicona (OTC 1,2,3 sin insecticidas, Neositrin, Stop-piojos, Quit Nits FullMarks), y tratamientos con enzimas o esencias naturales (Paranix, Fairy Tales México). También encontraremos piretrinas naturales.

Si encontramos puntitos negros (ninfas) en el cuero cabelludo unas dos semanas después del segundo tratamiento, podemos concluir que el tratamiento que hemos empleado ha fracasado. Para romper el ciclo vital, hay que eliminar todas las liendres mecánicamente o hay que hacer un segundo tratamiento a los 8-10 días para acabar con los piojos jóvenes que han eclosionado en este período.

 

Eliminación mecánica manual de los piojos

Esta segunda alternativa se lleva a cabo mediante la aplicación de peines especiales que ejercen una acción no invasiva, sin efectos secundarios, riesgos, ni resistencias, y que aumentan en cuatro veces la eliminación de las liendres, sirviendo además de ayuda a la hora de establecer un diagnóstico exacto.

Actualmente existen peines especiales con 3 hileras conjuntas que eliminan estos parásitos de forma segura, contrarrestando la adherencia del piojo y de las liendres. Estos 3 peines incorporados en una sola pieza eliminan no sólo los parásitos sino también sus huevos. De fácil lavado, no provoca lesiones en la piel.

La forma de hacer una limpieza total de estos parásitos es como sigue:

1º. Aplicar una crema limpiadora quita liendres, loción o spray a lo largo del cabello, separándolo para mayor penetración del producto a usar y así despegar las liendres y "atontar" un poco a los parásitos.

2º. En caso de necesitar desenredar el cabello, puede usarse un peine regular. Se esperará el rato que digan las instrucciones del producto.

3º. A continuación, separar el cabello en pequeños mechones. Pasar el peine quita liendres desde el cuero cabelludo hasta las puntas y desde la frente hacia la parte de atrás de la cabeza, moviendo el peine de forma paralela a los cabellos, con el fin de capturar todos los piojos y liendres vivos.

4º. Una vez pasado el peine, se revisará lo que ha quedado atrapado dentro de la crema o loción limpiadora. Al limpiar el peine en una toalla blanca, se verán con más facilidad los piojos, liendres y sus huevecillos que arrastró el peine.

5º. Esta acción se puede repetir 10 veces, realizando distintos recorridos: en diagonal desde la parte derecha e izquierda y separando el cabello por la mitad desde la parte central de la cabeza. Puede echarse más agua y crema para facilitar la labor de arrastre con el peine.

6º. Se completará la limpieza pasando el peine, esta vez desde la nuca hacia adelante, con el fin de realizar una eliminación total.

7º. Para finalizar el tratamiento, se dejará secar el cabello y se realizará una nueva inspección pasando el peine.

8º. A continuación se lavará con un champú antiparasitario generando espuma que se esparcirá por todo el cuero cabelludo, a ser posible con el cabello peinado hacia atrás, con el fin de evitar el contagio. Permanecer así durante 15 minutos.

En cuanto a la higiene del peine: limpiar las 3 capas del peine por separado con un lavado correcto. No es necesario utilizar productos de higiene, simplemente agua y jabón.

La cadencia del tratamiento vendrá condicionada por las revisiones que hagan los padres cada 2 o 3 días, sobre todo detrás de las orejas y la nuca, lugar de asiento frecuente de los piojos.

 

Prevención de los piojos

En la prevención se debe tener en cuenta que el piojo no distingue clases sociales. El contagio se hace a través del contacto con otro pelo o con accesorios de la cabeza, como gorras, sombreros, cepillos o cualquier otra cosa que se comparta. Las principales recomendaciones son:

Aconsejar que los niños lleven el pelo corto y las niñas recogido, de forma que se minimicen las posibilidades de contacto, especialmente en las épocas en que se presentan los picos de infestación.

– A los monitores de campamentos, que presten atención ante un posible contagio. Para prevenirlo, se debe procurar que los niños no compartan objetos como gorras, toallas o coleteros en el caso de las niñas.

– Incrementar la frecuencia del lavado de manos e incluir en esta operación un lavado de uñas para evitar la diseminación de la parasitosis a través de éstas.

En la piscina, utilizar gorro, pues los piojos son capaces de sobrevivir en el agua de piscinas durante un cierto tiempo; una vez allí se hallan a flote y, por consiguiente, pueden depositarse sobre un nuevo pelo, ya sea del mismo huésped o de otro distinto.

Tratar al resto de miembros de la familia o al círculo estrecho de personas que están en contacto con el individuo parasitado con preparados que eviten el contagio y la diseminación del agente causal.

Evitar compartir los peines, cepillos, diademas y demás complementos o utensilios utilizados en los procesos de peinado. Una alternativa para evitar diseminaciones es sumergirlos de forma periódica en una solución insecticida, como mínimo durante 30 minutos.

Lavar y secar a altas temperaturas la ropa que haya podido permanecer en contacto con la zona afectada por la parasitosis. Si la naturaleza de la prenda no permite esta operación, se recomienda limpiarlas mediante calor seco, vaporizarlas con un insecticida y mantenerlas aisladas en un compartimento o bolsa impermeable durante varios días.

Sanear a fondo el entorno que frecuenta el parasitado (habitación, asientos del coche, sillones, etc.), así como cambiar con frecuencia la ropa de cama y proceder a su lavado con un programa de agua caliente.

– El uso de repelentes es una alternativa de reciente irrupción en el mercado. Su finalidad radica, básicamente, en prevenir la infestación, es decir, ahuyentar y alejar el parásito de la zona capilar. No tienen por sí mismos capacidad de eliminar la infestación si ésta ya se ha producido, no son preparados con actividad pediculicida ni ovicida.

La mayoría de los organismos científicos internacionales aconseja no aislar al niño en caso de contagio de piojos, ya que contribuye a estigmatizarlo y no se ha demostrado su eficacia. El alumno no tiene por qué faltar a clase si ha sido tratado y el entorno se ha protegido con un tratamiento protector.

 

Y además...
Nueva Botella Puleva Mañana Ligeras

Estrenamos botella

Ahora podrás disfrutar de su delicioso sabor de siempre en un envase más cómodo y atractivo. Más fácil de abrir y cerrar gracias a su boca ancha y su tapón de rosca, más cómodo de manejar y servir por su ergonomía y además evita salpicaduras.

 

Sabías que...

Los omega 3 son unos ácidos grasos fundamentales para el organismo humano

PULEVA Omega 3 es un alimento de base láctea y de consumo diario, que se adapta de forma saludable y natural a los nuevos estilos de vida; es una combinación de nutrientes que se encuentran en la dieta mediterránea (ácidos grasos Omega 3, ácido oleico, vitaminas y minerales).

Puleva Omega 3 leche desnatada que te ayuda a regular el colesterol