Juegos para niños de 4 años

La importancia del juego a partir de los 4 años

Dª. Trinidad Aparicio Pérez, Psicóloga, Especialista en Infancia y Adolescencia

A través del juego, los niños se divierten, se relacionan, desarrollan habilidades y aprenden. El juego fomenta el desarrollo de la imaginación y la capacidad creadora. Observando el comportamiento del niño en el juego podemos apreciar características de su personalidad y, en gran medida, determinados comportamientos futuros y aspectos de su carácter.

Los juegos de reglas ofrecen normas o instrucciones que los niños han de conocer y respetar

El juego es una actividad que va evolucionando paralelamente al desarrollo del niño, a partir de los cuatro años sigue inmerso en el juego simbólico y en juegos de movimiento y será a partir de los seis años cuando se adentra en el juego reglado. Los juegos deben ser adecuados a la edad del niño.

 

Juegos para niños de cuatro a seis años

En esta etapa tienen gran importancia los juegos de movimiento; correr, saltar, lanzar y capturar pelotas son ejercicios que ya los realizan con total facilidad. Es la etapa del juego asociativo, donde se relacionan con otros niños, comienzan a realizar juegos en grupo y a tener en cuenta los deseos de los compañeros, aunque con frecuencia surgen conflictos entre ellos. Sus juegos preferidos son el escondite, juegos de pelota, saltar a la cuerda, etc.

En esta etapa hay que destacar el juego simbólico, que se da en los niños desde los dos hasta los seis años aproximadamente. A través del juego simbólico, los niños comprenden y asimilan el entorno que les rodea, transforman la realidad de los objetos en cosas imaginadas por ellos, así una funda de gafas se convierte en teléfono, un zapato en un camión o una toalla en una capa.

De igual forma, representan situaciones de la sociedad actual, asumiendo roles de otras personas, jugarán a ser policías, bomberos, profesores, etc. Los imitarán casi a la perfección, ya que son capaces de realizar los movimientos y gestos con mucha exactitud. Dentro de los juguetes que contribuyen al desarrollo del juego simbólico están: las baterías de cocina, accesorios de médicos, accesorios de peluquería, de carpintería, etc.

 

Juegos para niños de seis a ocho años

Al comienzo de esta etapa surgen los juegos de reglas que consisten en actuar de acuerdo a unas normas o instrucciones que los niños han de conocer y respetar. A través de ellos aprenden a esperar turnos, aceptar derrotas, ganar, aceptar acuerdos y a respetar las reglas.

Estos juegos son muy importantes para la socialización del niño, normalmente se realizan en equipo, por lo que el trato con otros niños es muy frecuente, de ahí surgirá la amistad y elegirán a sus amigos aumentando de esta forma su capacidad para comunicarse y favoreciendo las relaciones con los demás. Además contribuyen en el desarrollo de habilidades, de la memoria, del lenguaje y la atención. La mayoría de ellos son juegos de mesa sencillos como el parchís, dominó, el cuatro en raya, etc. O juegos que se realizan en el suelo como las carreras de chapas, las canicas o la peonza.

También hemos de destacar el inicio en los deportes de equipo, donde está presente, por un lado, la cooperación y, por otro, lado la competición.

 

Juegos a partir de los ocho años

Siguen prevaleciendo los juegos de reglas. Éstos siguen evolucionando hasta adquirir una mayor complejidad; ahora los niños pueden entender el porqué de las normas y saben que sin ellas el juego no estaría ordenado y estructurado.

Además de estos juegos, a esta edad, se interesan por otras actividades, como pueden ser las actividades manuales o las relacionadas con el deporte. Las actividades manuales les permiten desarrollar la creatividad y la imaginación. Realizar actividades como pintar, dibujar, modelar figuras de barro o con plastilina o hacer pulseras con cuentas o con hilos de diferentes colores, producen gran satisfacción y favorecen su autoestima.

El deporte contribuye al desarrollo físico, a que los niños se diviertan, se relacionen, sean constantes, disciplinados y piensen en los compañeros. A través del deporte, los niños también aprenden la importancia del esfuerzo personal y de la superación. Pero, a esta edad, lo que buscan es la diversión que les proporciona, y la encuentran practicando deportes como el fútbol, baloncesto, balonmano, etc.

Hemos de destacar también en esta etapa los videojuegos y juegos electrónicos. Son juegos audiovisuales que figuran entre sus aficiones favoritas. Este tipo de juego es muy controvertido, pero bien seleccionados y controlando el tiempo que el niño les dedica, los videojuegos pueden contribuir a que aprenda a centrar su atención, a ejercitar la memoria, a tomar decisiones, etc.

Saber más

Los juegos de mesa proporcionan diversión tanto a niños como a adultos, pero en ocasiones se producen enfados; para que esto no ocurra es necesario crear un buen ambiente y mantener durante la partida una actitud de juego y diversión, y no de competitividad.

Es fundamental enseñar a nuestro hijo a saber ganar y perder. Los juegos de mesa son un buen medio para divertirnos en familia: el ajedrez, dominó, juegos de cartas, etc. Son juegos que se pueden practicar en familia, desde el más joven hasta el más anciano, y que favorecen la relación entre los participantes.

 

Y además...
App Corazones Contentos

App Corazones Contentos

Descarga la App Corazones Contentos y empieza el plan 21 días de hábitos saludables.
Sabías que...

PULEVA fue la primera marca en lanzar una leche enriquecida con Calcio

La nueva fórmula de PULEVA Calcio, desarrollada por el Instituto Puleva de Nutrición, contiene Calcio Natural, Vitamina D y Vitamina K, que te ayuda a fijar el calcio en tus huesos.

Descubre PULEVA Calcio

Puleva Calcio