Consejos genéricos para evitar accidentes en la piscina

Cómo evitar los accidentes en las piscinas

Puleva

Con el verano, las piscinas se convierten en uno de los principales referentes para grandes y, sobre todo, para los más pequeños. Un espacio en el que aumentan los riesgos de accidente en los niños si no se toman las medidas oportunas.

 

Aunque el niño sepa nadar, es conveniente tenerlo siempre a la vista

Consejos genéricos para evitar los accidentes en las piscinas

Las principales medidas que hay que tomar para evitar los accidentes de niños en las piscinas son:

Control del niño. Aunque el niño sepa nadar, es conveniente tenerlo siempre a la vista, especialmente cuando esté cerca del agua.

Piscinas específicas. Los niños menores de seis años no deben bañarse en piscinas grandes. Para ellos están las denominadas piscinas de "chapoteo" (con una profundidad máxima de 60 centímetros), donde deben estar acompañados por un mayor.

Antes del baño. Antes y después del baño hay que ducharse.

Calzado. Se recomienda quitarse las zapatillas únicamente para bañarse como medida preventiva para evitar el contagio de hongos.

Profundidad del agua. Se debe comprobar la profundidad antes de tirarse al agua. En el caso de los niños, el mayor debe supervisar la zona y asegurarse de que el niño no caiga encima de otros. Se debe evitar que los pequeños se tiren en cadena o en posturas que puedan comprometer su integridad física o la de los demás.

En el agua. No permita que un niño menor de 5 años permanezca solo en el agua, e impida que utilice trampolines u otras instalaciones de piscinas que no sean apropiadas, como los toboganes.

Dispositivos flotantes. Para los niños que no saben nadar o que están aprendiendo, son recomendables dispositivos flotantes (como flotadores, manguitos, burbujas, etc). En todos estos casos, el mayor debe permanecer junto al niño, siguiendo sus evoluciones en el agua. Los flotadores no deben estar por encima de la cintura del niño, pues en ese caso podrían tragar agua.

Juegos. Evite que los niños jueguen alrededor de las piscinas. En caso de tener lavapiés, evite movimientos bruscos del niño en esa zona, pues suele ser causa de aparatosos accidentes.

Comidas. Para evitar cortes de digestión, se recomienda esperar tres horas después de las comidas para el baño.

Insolación y quemaduras. Es conveniente la utilización de cremas solares para evitar quemaduras, gorros para proteger del sol y beber líquido abundante (agua preferiblemente), sobre todo si se produce una amplia exposición al sol.

Vallado. Si dispone de una piscina particular, ponga una valla de protección alrededor de la piscina, de tal forma que el niño no pueda acceder al agua si no es en su compañía.

 

¿Qué hacer en caso de accidente?

Cuando las playas, piscinas y ríos empiezan a poblarse de bañistas es el momento de hacer una llamada a la prudencia. Si se sospecha que una persona ha podido sufrir una lesión, se debe avisar al socorrista, que es quien mejor sabrá cómo actuar en ese caso.

En caso de producirse una lesión tras una zambullida, quienes estén en el entorno del accidentado deben actuar inmediatamente de acuerdo con las siguientes recomendaciones:

– Sacarlo inmediatamente del agua, pues corre riesgo de ahogarse. Esta operación hay que realizarla con un cuidado extremo, procurando no mover la cabeza ni el cuello del accidentado.

– Una vez fuera del agua, hay que comprobar si respira y si tiene pulso. Si es preciso, se le practicará la reanimación cardiopulmonar.

– De inmediato, el accidentado debe ser trasladado a un hospital, preferentemente en ambulancia. Para su traslado, hay que inmovilizar el cuello y la columna con un collarín cervical, a ser posible de los que tienen soporte mentoniano (donde se puede apoyar la barbilla).

 

Y además...
Puleva ayuda a tus defensas

Un sencillo gesto diario para ayudar a tus defensas en cada etapa de la vida

El día a día pone a prueba las defensas. Cada mañana en el desayuno o a lo largo del día se puede disfrutar de un vaso de leche adaptada Puleva con un extra de vitamina D y otros nutrientes como las vitaminas A, C, B6, B9 o B12, que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Sabías que...

Las leches enriquecidas son un buen aliado para combatir y prevenir el déficit de vitamina D

Un solo vaso de leche puede marcar la diferencia en nuestra dieta diaria, ayudándonos fácilmente a alcanzar las ingestas recomendadas. Con un solo vaso de leche adaptada enriquecida en el desayuno podemos cubrir hasta el 75% de la Cantidad Diaria Recomendada de vitamina D.

Ver más

Las leches enriquecidas son un buen aliado para combatir y prevenir el déficit de vitamina D