Leche ecológica, biológica u organica

Leche ecológica

Dra. Dª. Ana Haro García, Farmacéutica y Tecnóloga de los alimentos, Diplomada en Nutrición.

La leche ecológica es la que procede de ganaderías ecológicas que cumplen todas las exigencias legales a fin de garantizar la salud y bienestar del animal, el respeto al medio ambiente y su compromiso con el desarrollo sostenible, buscando a la par ofrecer un producto de calidad, para cuya obtención no se han empleado productos químicos de síntesis ni organismos transgénicos (OGM).

Las vacas de granjas ecológicas se ordeñan con menos frecuencia, lo que representa una menor producción de leche

La leche etiquetada como ecológica, biológica u orgánica, ofrece como garantía de calidad su procedencia de animales alimentados y tratados con productos cien por cien naturales, así como su manufactura, sin adición de ningún tipo de producto químico de síntesis. Hay quienes la consideran más natural, más nutritiva y más saludable que la leche convencional, lo que genera bastante controversia entre los expertos. No obstante, no hay que olvidar que el resto de productos, no ecológicos, pueden ser igualmente sanos, pues todos los procesos de las cadenas alimentarias pasan rigurosos controles de calidad.

Para entender las posibles diferencias nutricionales entre una leche ecológica y otra convencional conviene conocer cuál es su procedencia. La leche ecológica procede de vacas que son controladas sanitariamente con métodos naturales y viven en granjas ecológicas seleccionadas donde reciben una alimentación sana y natural y consumen agua de calidad controlada. Los animales no viven estabulados y son alimentados con pastos y forrajes de la más alta calidad, de prados naturales, donde no se emplean herbicidas, ni pesticidas, ni fertilizantes sintéticos y siempre exentos de transgénicos (OGM). El ganado se beneficia de estos pastos naturales en verano y, en invierno, cuando las inclemencias meteorológicas no permiten que pazcan, gozan de cobijo y refugio apropiados, con espacio suficiente para poder moverse con libertad. Generalmente, estos animales deben poder mantener sus cuernos y rabo y no deben estar ni atados ni aislados.

Las vacas de granjas ecológicas se ordeñan con menos frecuencia, lo que representa una menor producción de leche, sobre todo si se compara con las granjas convencionales donde las vacas, en ocasiones, son sometidas a una sobreexplotación. Es en las granjas ecológicas donde los animales parecen sufrir un menor estrés pudiendo repercutir positivamente en la calidad de la leche.

La producción de leche o derivados lácteos ecológicos cumple con toda la reglamentación sanitaria en seguridad y consumo, no añadiéndose durante la misma ni sabores artificiales ni edulcorantes.

En general, los alimentos ecológicos resultan más caros debido a que los sistemas de producción son más lentos y las mayores necesidades de mano de obra.

Desde un punto de vista nutricional, los expertos debaten acerca de sus bondades nutricionales de este tipo de leche respecto a la leche convencional. A pesar del incremento de la demanda de este tipo de alimentos, son pocos los estudios científicos realizados sobre los mismos y, por tanto, son escasos los datos que avalan la "bondad" de los mismos frente a los de producción convencional. Hay estudios que han demostrado como la leche ecológica contiene unos niveles más altos de vitamina E, ácidos grasos esenciales, como los Omega 3, ácido linoleico conjugado (CLA), antioxidantes y betacaroteno, que una leche convencional. Sin embargo, también los hay en que no se aprecian diferencias significativas entre ambos tipos de leche. 

La leche ecológica no contiene restos de herbicidas, pesticidas, fertilizantes, hormonas ni antibióticos. Las vacas de las granjas de producción ecológica no son tratadas con antibióticos. Si la res tuviera que ser tratada con antibiótico, quedaría apartada del ordeño por un periodo de 12 meses. La leche y derivados lácteos de procedencia ecológica presentan unos niveles más bajos de aflatoxina M1 (toxinas producidas por hongos) y de aminas biógenas inferiores a los de la leche convencional.

El bienestar de los animales y el facilitarles los mejores prados, confiere a éstos unos niveles muy bajos de estrés, que pueden repercutir en unas mejores cualidades, tanto sensoriales como nutritivas, de la leche. Sin embargo, aún es necesario reunir más evidencias científicas que corroboren fielmente los efectos beneficiosos que se les atribuye y permitan conocer el porqué.

Los productos ecológicos son cada vez más demandados por el consumidor. La producción de leche ecológica presenta un valor añadido a la leche en sí, ofreciendo un alimento de calidad, producido mediante prácticas que respetan el entorno ambiental y favorecen la calidad de vida del animal. 

Saber más

El logotipo de producción ecológica de la UE, que aparece como una hoja estrellada junto al obligatorio de la entidad certificadora de la comunidad autónoma, es obligatorio desde julio de 2012 y sirve como garantía de su sistema de producción y respeto por el medio ambiente y el bienestar animal.

 

Y además...
Test: Descubre si tienes el corazón contento

Test: Descubre si tienes el corazón contento

Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento
Sabías que...

Más de 100 años a tu lado

Son más de 100 años los que llevamos trabajando por el bienestar y la salud de toda la familia, invirtiendo en innovación y conseguir la calidad que, durante todo este tiempo, hemos ofrecido. Nos preocupamos por tu salud porque te acompañamos durante tu vida.
Llevamos más de 100 años junto a ti