alimentación para intolerantes a la lactosa

Alimentación para intolerantes a la lactosa

Dª. María del Carmen Moreu Burgos, Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos, Diplomada en Nutrición

Dado que no existe ningún tratamiento para aumentar la habilidad de nuestro organismo para producir lactasa, sólo podemos remediar la intolerancia a la lactosa recurriendo a una solución de tipo dietético. Es importante que las personas aquejadas de esta dolencia reconozcan los alimentos que pueden tomar.

¿Qué alimentos se pueden tomar sin problema en caso de intolerancia a la lactosa?

Todas las frutas, verduras y hortalizas, frescas o congeladas, crudas o cocidas (5 raciones al día).

Frutos secos: son muy ricos en calcio, lo que hace de ellos un alimento muy adecuado para las personas intolerantes a la lactosa. Por su contenido en calcio destacan: las almendras (240mg/100), las nueces del Brasil (170 mg/100g), las avellanas (140mg/100g) y los pistachos (110/100g). La castaña no aporta calcio.

Legumbres, cereales, tubérculos: todos salvo los indicados en alimentos no permitidos. Galletas y magdalenas que no contengan lactosa y papillas no lacteadas.

Conviene distinguir entre alimentos permitidos según la tolerancia del paciente y alimentos excluidos de la dieta del intolerante a la lactosa

Carnes, pescados y huevos: todos, salvo los indicados en alimentos no permitidos. Preferiblemente carnes magras.

Alimentos dulces: jarabes, azúcar, mermeladas, caramelos (excepto los sugus), chocolate puro, horchata natural, polos (de hielo).

Bebidas: aguas, caldos, infusiones y zumos naturales.

Grasas: aceites de oliva y semillas (maíz, girasol, soja), mantequillas y margarinas que sean vegetales (importante leer la etiqueta para comprobar que no llevan leche).

Leches y sustitutos: leche sin lactosa, leche de soja y productos derivados de ella (tofu y algunos postres). Respecto a la mantequilla, el proceso de preparación separa los componentes acuosos de la leche de los componentes grasos. Siendo la lactosa una molécula hidrosoluble, no estará presente en la mantequilla a menos que se le agreguen sólidos lácteos. Dado que cada fabricante sigue una receta en la elaboración de la mantequilla, lo más adecuado es buscar en el supermercado una mantequilla en la que se especifique que es sin lactosa.

 

Alimentos permitidos según la tolerancia del paciente
- Carnes: mejor optar por variedades semigrasas, también se pueden tomar fiambres magros y jamón serrano.
- Bebidas: alcohólicas de baja graduación como cerveza, vino y sidra, refrescos, café y descafeinado.
- Leche y lácteos: leches bajas en lactosa, yogur, quesos curados, en porciones y en lonchas (leer la etiqueta para evitar problemas posteriores), kéfir.
Alimentos excluidos de la dieta en intolerantes a la lactosa
- Carnes y derivados: charcutería (jamón de york, chorizo, salchichón, salchichas comerciales, etc.).
- Bebidas: no se deben tomar bebidas alcohólicas.
- Leche y derivados: leche (ya sea entera o desnatada, en polvo, líquida o condensada), batidos de sabores y helados de crema o cremosos, salsa bechamel, queso feta, quark, mascarpone. Postres lácteos (flanes, natillas, arroz con leche, quesos frescos con sabor a fruta, mousses, cuajada, petit suisse y postres lácteos que no requieren frío).
- Cereales, patatas y derivados: sopas y purés que estén elaborados o enriquecidas con leche u otro producto lácteo. También se debe excluir el pan de molde.
- Grasas: margarinas en las que no se especifique que son 100% vegetales o que lleven contenido animal o leche. Nata, ya sea líquida o montada. Mantequilla y alimentos que puedan contenerla.
- Alimentos dulces: chocolate con leche, caramelos sugus, productos de bollería, repostería rellena, pastelería, dulce de leche, galletas, bizcocho, crepes, etc.

 

Alimentos en la dieta infantil

En la dieta de los niños intolerantes a la lactosa deben utilizarse leches sin lactosa. Existen fórmulas en el mercado en forma líquida o en polvo. También es posible encontrar quesos a base de estas leches. En cuanto a la posibilidad de tomar yogur, es importante probar previamente la tolerancia del niño a este alimento.

Los huevos, las carnes, las frutas, los vegetales y los cereales pueden tomarse sin problema. Para evitar los síntomas de la intolerancia a la lactosa se recomienda evitar galletas, productos de bollería, sopas o purés que estén elaborados o enriquecidos con leche u otro producto lácteo. También se debe excluir el pan de molde. En cuanto a las grasas, pueden tomarse aceites de semillas sin problema.

Saber más

Hoy en día son numerosos los aditivos adicionados a los alimentos que pueden sentar mal a la mayoría de los intolerantes a la lactosa. Los siguientes aditivos son derivados de la lactosa: E101 Riboflavina o Lactoflavina, E 270 Ácido láctico, E 325 Lactato sódico, E 326 Lactato potásico, E 327 Lactato cálcico, E 328 Lactato de amonio, E 329 Lactato de magnesio, E 472 b Esteres lácticos de los mono y diglicéridos de los ácidos grasos, E 481 Estearoil-2-lactilato sódico, E 482 Estearoil-2-lactilato cálcico, E 575 Glucono delta lactona, E 585 Lactato ferroso, E 966 Lactitol.

 

Y además...
Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento

Test: Descubre si tienes el corazón contento

Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento
Sabías que...

PULEVA fue la primera marca en lanzar una leche enriquecida con Calcio

La nueva fórmula de PULEVA Vita Calcio, desarrollada por el Instituto Puleva de Nutrición, contiene Calcio Natural, Vitamina D y Vitamina K, que te ayuda a fijar el calcio en tus huesos.

Descubre PULEVA Calcio

Puleva Vita Calcio Nueva fórmula con calcio natural y vitaminas D y K