El cuerpo de la mujer cambia mucho después del embarazo

Cómo pueden afectar los cambios físicos tras el embarazo

Dª. Trinidad Aparicio Pérez, Psicóloga, Especialista en Infancia y Adolescencia.

Aunque tener un bebé es uno de los acontecimientos más importantes y esperados para la mayoría de las mujeres, también puede ser el comienzo de una etapa muy estresante y complicada. Es un periodo en el que, además de todos los cambios que supone la llegada de un bebé, la mujer experimenta muchos cambios físicos que le pueden afectar emocionalmente.

Dar el pecho al bebé ayuda a la involución del útero y acelera la recuperación de la figura de la madre

Consecuencias del embarazo

La llegada del bebé supone innumerables cambios en la vida de toda la familia, pero sobre todo en la mujer. Ella se tiene que enfrentar a un cambio radical en su vida: baja maternal; constante cansancio físico por la gran atención que demanda el bebé; ajustar su vida al horario de comidas y sueño del pequeño, etc.

Lo normal es que se sienta cansada y que su vida esté un poco desorganizada cuando regresa del hospital, pero tras unas semanas estará más fuerte y volverá a controlar perfectamente la situación. Es cuestión de tiempo. Necesita recuperarse del parto, sobre todo si han tenido que practicarle una cesárea.

Probablemente, por encima de este cambio que afecta a toda su vida, lo que más le puede impactar es el deterioro físico que sufre su cuerpo. Tras nueve meses de embarazo, su figura ha cambiado, necesita tiempo para recuperarse y volver a su estado natural. Algunas mujeres ven mermada su autoestima debido al deterioro físico que sufren después de un embarazo y la lactancia. No se sienten atractivas físicamente y creen que pueden ser rechazadas por sus maridos.

 

Cambios físicos tras el embarazo

Después de dar a luz, en general, las mujeres se encuentran con una silueta diferente a la que tenían antes del embarazo. Normalmente la cintura está más ancha, el pecho es más voluminoso, la barriga todavía está hinchada y aún cuentan con unos kilos de más. Esto, evidentemente, no es del agrado de ninguna mujer y puede hacer que se sientan inseguras y desconcertadas, pero en la mayoría de los casos es tan sólo cuestión de tiempo. Pasados unos nueve meses aproximadamente y con un poco de ejercicio físico, su figura vuelve a su estado natural.

Dar el pecho al bebé ayuda a la involución del útero y acelera la recuperación de la figura de la madre.

Hay casos extremos en los que un embarazo puede ser muy agresivo con el cuerpo de una mujer y dejar secuelas físicas irreparables. No es lo habitual, pero es cierto que algunas mujeres se encuentran con un cuerpo irreconocible. Nos referimos, sobre todo, a aquellos casos en los que durante el embarazo se forma estrías en el abdomen y, en ocasiones, también en el pecho.

Las estrías son el resultado del rompimiento de las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira, las fibras con menos elasticidad se rompen creando marcas a las que llamamos estrías. La causa exacta de su aparición no está clara todavía.

La aparición de estrías puede deprimir a la mujer. Tras dar a luz la piel con estrías queda flácida y arrugada, el impacto es tremendo. La mayoría de las mujeres que experimenta esto, se definen como mujeres jóvenes en un cuerpo de ancianas. En estos casos, la única recuperación posible es la cirugía estética. Los resultados suelen ser muy positivos.

 

Cómo recuperar la figura después del embarazo

Después del embarazo la mujer ansía recuperar su figura. Para conseguirlo es necesario combinar ejercicio físico y una dieta saludable. Durante la lactancia no debemos hacer dieta, pero sí podemos llevar un control de los alimentos que tomamos, evitando los alimentos ricos en azúcares simples y grasas como dulces o bollería. También debemos reducir el consumo de las grasas, sobre todo las saturadas, y moderar la ingesta de fritos y empanados. Es aconsejable beber al menos dos litros de agua al día, cocinar los alimentos a la plancha o hervidos, consumir frutas y verduras, y preferiblemente pescado en vez de carne. Esto nos ayudará a reducir esos kilos de más sin la necesidad de hacer dieta.

Con respecto al ejercicio físico, debe iniciarse tras la cuarentena y empezar poco a poco de forma moderada. Según vayamos recuperando la forma física iremos aumentando la frecuencia y la intensidad. Pasear y nadar son ejercicios que favorecen mucho la recuperación de la figura. Cuando hayan transcurrido de tres a cuatro meses se podrá empezar a hacer ejercicios más específicos como abdominales o fortalecimiento de glúteos o de pecho. Lo ejercicios de fortalecimiento del pecho sólo se podrán realizar si se ha dejado de amamantar al bebé. 

 

Y además...
Nueva Botella Puleva Mañana Ligeras

Estrenamos botella

Ahora podrás disfrutar de su delicioso sabor de siempre en un envase más cómodo y atractivo. Más fácil de abrir y cerrar gracias a su boca ancha y su tapón de rosca, más cómodo de manejar y servir por su ergonomía y además evita salpicaduras.

 

Sabías que...

Los omega 3 son unos ácidos grasos fundamentales para el organismo humano

PULEVA Omega 3 es un alimento de base láctea y de consumo diario, que se adapta de forma saludable y natural a los nuevos estilos de vida; es una combinación de nutrientes que se encuentran en la dieta mediterránea (ácidos grasos Omega 3, ácido oleico, vitaminas y minerales).

Puleva Omega 3 leche desnatada que te ayuda a regular el colesterol