Los principales cuidados del recién nacido son fundamentales durante los primeros meses

Cuidados del recién nacido

Dr. D. Luis Miguel Puello Pavés, Pediatra.

Es importante mantener la higiene en el área del pañal procurando realizar un frecuente cambio del mismo y lavado de la zona.

La llegada de un recién nacido plantea a los padres, en muchos casos, numerosas dudas en el cuidado y manejo del bebé. Con paciencia, cariño y la información adecuada podremos dar a nuestro bebé todo el cuidado que merece.

 

Principales cuidados del recién nacido

  • El cordón umbilical. Generalmente, el cordón umbilical se desprende entre los 3 y 12 días de vida del recién nacido. Debemos lavarlo con agua y jabón, al menos una vez al día (coincidiendo con el baño). Una vez bien seco, cubriremos el cordón con una gasa estéril a la que añadiremos alcohol de 70º. Esta gasa se cambiará cada vez que sea necesario; si se mancha de orina o heces repetiremos todo el proceso de limpieza. Una vez que el cordón umbilical se desprenda, seguiremos tratando la cicatriz umbilical de la misma manera hasta que las gasas aparezcan completamente limpias; generalmente, esto ocurre a los cuatro o cinco días. Para el cuidado del cordón umbilical, no deben usarse polvos antibióticos ni antisépticos yodados (estos últimos por el riesgo de inducir un hipotiroidismo). No deben usarse vendas o fajas que rodeen el abdomen. Es importante vigilar el aspecto y el olor del cordón umbilical. Si se aprecia enrojecimiento, secreción o mal olor debe consultarse con el pediatra.
  • Limpieza corporal. El recién nacido debe ser bañado diariamente. El agua tendrá una temperatura entorno a los 36º C y se usará un jabón con pH ácido de los que existen en el mercado especialmente preparados para bebés. Tendremos especial cuidado en la limpieza de los pliegues. Es importante mantener la higiene en el área del pañal procurando realizar un frecuente cambio de pañal y lavado de la zona para evitar el contacto prolongado de la piel del niño con la orina o las heces. Se puede usar tras el lavado una pomada protectora.
  • La ropa. La ropa debe ser cómoda y amplia para permitir al bebé moverse con libertad. Es preferible que sea de algodón; la lana puede ser irritante. El recién nacido, sobre todo en los primeros días, tiende a enfriarse con facilidad, por lo que su ropa debe adaptarse a la temperatura ambiental, pero evitando un exceso de abrigo.
  • Las uñas. Cuando las uñas estén largas pueden cortarse o limarse para evitar que el niño se arañe. Deben cortarse con unas tijeras adecuadas (de punta redonda) con mucho cuidado. El corte debe ser recto para evitar la uña encarnada. Aprovecharemos para ello el momento en que el niño esté tranquilo y sujetaremos bien los deditos para evitar algún daño.
  • La habitación. La habitación del niño debe ser tranquila y se recomienda que esté bien iluminada con luz natural. Debe ventilarse la habitación todos los días. La temperatura debe ser de unos 20ºC.
  • La cuna. Debe tener colchón firme, sin almohadas ni juguetes dentro de la misma. No se aconseja el abrigo exagerado, como tampoco se aconseja cubrir su cabeza durante el sueño. Es aconsejable que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres hasta la edad de los 6 meses; esto favorece la lactancia materna y los cuidados durante el sueño. La postura al dormir debe ser boca arriba (existen numerosos estudios que han asociado dormir boca abajo con el síndrome de muerte súbita del lactante).
  • Paseos y exposición al sol. Es conveniente sacar de paseo al niño a partir de los siete a diez días si el clima lo permite. La exposición al sol es importante, ya que previene el raquitismo al intervenir en la producción de vitamina D. En el verano debemos evitar las horas centrales del día y la exposición directa al sol.

 

Y además...
Puleva ayuda a tus defensas

Un sencillo gesto diario para ayudar a tus defensas en cada etapa de la vida

El día a día pone a prueba las defensas. Cada mañana en el desayuno o a lo largo del día se puede disfrutar de un vaso de leche adaptada Puleva con un extra de vitamina D y otros nutrientes como las vitaminas A, C, B6, B9 o B12, que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Sabías que...

Las leches enriquecidas son un buen aliado para combatir y prevenir el déficit de vitamina D

Un solo vaso de leche puede marcar la diferencia en nuestra dieta diaria, ayudándonos fácilmente a alcanzar las ingestas recomendadas. Con un solo vaso de leche adaptada enriquecida en el desayuno podemos cubrir hasta el 75% de la Cantidad Diaria Recomendada de vitamina D.

Ver más

Las leches enriquecidas son un buen aliado para combatir y prevenir el déficit de vitamina D