Los potitos en la dieta del bebé

Los potitos

Dra. D. Lucrecia Suárez, coordinadora del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría

 

Dr. D. Ángel Gil, Catedrático del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada

 

¿Cuándo es mejor introducir los potitos en la dieta del lactante? A partir de los seis meses, comienza en el bebé una nueva etapa alimenticia caracterizada por la introducción de distintos alimentos diferentes de la leche materna o de fórmula. A partir de este momento, tomará verduras, carne, pescado... en forma de purés, pero también los potitos formarán parte de su alimentación.

Los potitos son una alternativa ocasional sana y segura para introducir alimentos en la dieta del bebé

La alimentación del bebé en los primeros años es clave para su crecimiento. Tras unos meses en los que el único alimento es la leche, llega un periodo (de los cuatro a los seis meses) en el que se inicia la diversificación alimentaria o alimentación complementaria, y comienzan a introducirse progresivamente distintos alimentos como cereales, fruta, la verdura, carne, pescado, huevos... En esta etapa de los seis meses, el niño hace cuatro comidas diarias, procurando que la del mediodía sea más completa de lo que ha sido hasta el momento. Además de la leche de continuación, los cereales sin gluten y las papillas de frutas, la carne es el alimento nuevo en su dieta.

Con frecuencia hace una quinta toma de un biberón de fórmula. Debe introducirse en pequeñas cantidades (sin pasar de los 25 y 40 gramos al día) y siempre bien triturada con el puré de verduras para que se tolere mejor. Es recomendable comenzar por el pollo y el pavo magro, sin piel, y posteriormente pasar a carnes rojas como el cerdo o la ternera.

A partir de los ocho meses, su alimentación se divide en dos comidas principales (comida y cena) y dos secundarias (desayuno y merienda). Y a los nueve meses, se introduce el pescado cocido (fresco o congelado), que tiene menos grasa (lenguado, rape, merluza...), añadido en puré de verduras. También la yema de huevo cocida puede incluirse a los nueve meses, pero el huevo entero no será posible hasta los doce meses. A partir de los doce meses también estarán presentes en la dieta las legumbres trituradas. Una vez cumplidos los doce meses podrá comer prácticamente de todo, aunque se deben evitar los alimentos fuertes y difíciles de digerir y los condimentados con especias.

Los pediatras consideran los potitos una alternativa ocasional sana y segura para introducir estos alimentos en la dieta del bebé, pero mantienen que los purés realizados en casa con las recomendaciones pediátricas oportunas continúan siendo la mejor opción.

 

Ventajas de los potitos

Comodidad. A pesar de que preparar purés para tu bebé no tiene la mayor complicación porque el pediatra suele orientar sobre las cantidades y la forma de cocinarlo, a veces los padres no disponen de tiempo suficiente, y en ese caso, y de manera puntual, los potitos pueden ser una solución sana y cómoda.

Ingredientes variados. Además de ser una opción muy práctica, los potitos o tarritos, contrariamente a las creencias populares, son alimentos sanos y naturales que ofrecen una alimentación variada y equilibrada. Existen tantas variedades de potitos como alternativas de cocinarlos: verduras con pollo, hortalizas con ternera, pescado con verduras, pollo con arroz, sólo de verduras, también de frutas, y deben ir introduciéndose en la dieta del bebé según la edad que tenga y sus necesidades nutricionales recomendadas. Tal y como hemos visto, los alimentos deben ir formando parte de la dieta de manera progresiva y para elegir potitos debemos tener en cuenta esta cuestión.

Beneficios nutricionales. La mayoría de las recetas de los potitos se elaboran siguiendo recomendaciones de los pediatras, por lo que son equilibradas nutricionalmente y aportan las cantidades adecuadas de nutrientes al bebé.

Texturas suaves. Los tarritos se elaboran mediante unas trituradoras especiales que consiguen texturas finas y suaves, adaptadas al sistema digestivo del bebé en cada etapa de su desarrollo.

Cien por cien naturales. Gracias al proceso de esterilización y envasado al vacío se conservan de forma natural sin necesidad de conservantes ni colorantes. Aunque son seguros y equilibrados, el uso de potitos no debe ser habitual en la alimentación del niño.

 

¿Son seguros los potitos?

La normativa establecida sobre los ingredientes utilizados para los alimentos infantiles y su etiquetado es muy estricta, por lo que son una garantía de alta calidad y seguridad de los productos. Además, se realizan múltiples controles de calidad en todo el proceso de elaboración. Las propias compañías tienen unos servicios de calidad muy importantes que analizan las cantidades y calidades de cada ingrediente, por lo que es muy complicado que los productos lleguen defectuosos al consumidor.

Pero por si fuera poco, las directivas europeas y las consejerías autonómicas de nuestro país cuentan con mediadas de control sistemático y periódico, que mantienen en orden la cadena hasta que los potitos llegan a los padres.

 

Y además...
Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento

Test: Descubre si tienes el corazón contento

Descubre en unos sencillos pasos si tienes el Corazón Contento
Sabías que...

PULEVA fue la primera marca en lanzar una leche enriquecida con Calcio

La nueva fórmula de PULEVA Vita Calcio, desarrollada por el Instituto Puleva de Nutrición, contiene Calcio Natural, Vitamina D y Vitamina K, que te ayuda a fijar el calcio en tus huesos.

Descubre PULEVA Calcio

Puleva Vita Calcio Nueva fórmula con calcio natural y vitaminas D y K